¿Cómo detener una hemorragia nasal? Lo que todo profesor debería conocer ¿Cómo detener una hemorragia nasal? Lo que todo profesor debería conocer ¿Cómo detener una hemorragia nasal? Lo que todo profesor debería conocer

Haz memoria: al menos una vez en cada año escolar, tuviste por lo menos un alumno con hemorragia nasal. La sangre, llamativa y escandalosa, suele poner nerviosa a toda tu clase. Sin embargo, es un evento común y poco grave causado por leves daños al delicado revestimiento de la membrana mucosa de la nariz, que pueden romper pequeños vasos sanguíneos. Por ello, aquí te damos unas recomendaciones para que la siguiente vez que pase (porque pasará, créenos) mantengas la calma y logres detener el flujo sanguíneo.

Repetimos: mantén la calma. No preocupar al niño que sangra es importante, pero más todavía es contagiar esa sensación de "estar en control" a todo el salón de clase. Todos percibirán tus señales emocionales, así que a no preocuparse demasiado.

Haz que tu alumno permanezca inclinado ligeramente hacia adelante. Al contrario de lo que parece, si haces que se acueste o se recline hacia atrás, esta sangre puede fluir a la garganta y podría hacerle vomitar.

Deja libres las fosas nasales. No rellenes la nariz para detener el sangrado con pañuelos de papel o algodón.

Presiona firmemente la parte blanda de la nariz. Si la tienes a mano, usa una compresa fría. De lo contrario, usa tus dedos y mantén la presión por un total de 10 minutos. Hazlo sin revisar si sigue sangrando en ese lapso, pues podría iniciarse el flujo de nuevo. Si el flujo no se ha detenido después de 10 minutos, repita la presión. Si el problema persiste después de tu segundo intento, ubica al auxiliar de enfermería y deriven al niño a la central de emergencias más cercana.

Ahora bien, es importante señalar que existen excepciones que deben tomarse con mayor seriedad. Por ejemplo, si el pequeño sangra por ambas fosas nasales, está pálido o sudoroso, no responde, vomita sangre por la boca o material marrón similar a los granos de café, es un asunto que podría tener motivos graves, como un golpe o lesión a cualquier parte de la cabeza. Infórmate bien con tu alumno de lo ocurrido.