¿Qué hacer antes, durante y después de un sismo? ¿Qué hacer antes, durante y después de un sismo? ¿Qué hacer antes, durante y después de un sismo?

¿Sabías que los sismos son originados por ondas y vibraciones que viajan a través de las diversas capas terrestres? Dichas vibraciones se originan, a su vez, por la liberación de la energía acumulada debido al rozamiento de las placas tectónicas. En los estratos más superficiales, que tienen pocas decenas de metros de espesor, las ondas sísmicas se amplifican en grados muy diferentes, como en el caso de los suelos de La Molina en Lima.

Aunque los sismos no pueden evitarse ni predecirse, por ahora, lo que si podemos hacer es escoger dónde ubicar nuestras viviendas y hacia dónde expandir con seguridad las ciudades, cuidando que sean sectores de peligro natural bajo.

Un sismo puede ocurrir en cualquier momento, y por ello tu familia y tú deben estar preparados. Sigue estos consejos sobre cómo actuar antes, durante y después de un sismo:

ANTES

  • Participa en la elección del representante de los estudiantes en la Comisión de Gestión del riesgo de tu escuela.
  • Identifica las zonas de seguridad en tu salón, el patio, y el resto de la escuela. Así como las rutas de evacuación.
  • Participa de los simulacros y, si eres parte de la brigada de tu salón, procede según lo que te corresponda.
  • Prepara una mochila de emergencias que sea fácil de llevar. Esta debe tener todo lo necesario, pero no ser tan pesada como para dificultar la evacuación.
  • Si vives en un edificio, observa que haya luces de emergencia, extintores en buen estado y que haya caminos claros hacia escaleras de escape. En caso de sismo ¡no utilices nunca los ascensores para salir!

DURANTE

  • Si sucede el sismo, conserva la calma. Es momento de poner en práctica todo lo aprendido: ayuda a los demás, aléjate de las ventanas o estantes para que no te caigan objetos encima; y si no puedes salir, ubícate en las zonas de seguridad: columnas o muros estructurales de concreto, o cerca de la caja del ascensor.
  • Orienta a los compañeros y guíalos en la ruta de evacuación. Si alguien cae durante la evacuación, levántalo sin pérdida de tiempo y ubícate en las zonas de seguridad externa.
  • Aléjate de las ventanas, repisas o cualquier artefacto que pueda rodar o caer sobre ti.

DESPUÉS

  • Cuando pase el sismo, tienes que esperar a que las instalaciones de tu casa sean revisadas: que no haya deficiencias en las conexiones de gas, electricidad y agua. De otro modo podría haber mayores accidentes como incendios o inundaciones. Asimismo, usa solo tu linterna y no fósforos ni velas, pues si hay una fuga de gas, puede ocurrir una catástrofe.
  • Utiliza mensajes de texto para comunicarte, y solo llamadas si es muy necesario.
  • Apoya a tus compañeros de las brigadas de emergencia en coordinación con el Comité de operaciones de Emergencia.
  • Si vives o estudias cerca a la playa, aléjate lo antes posible por si hay alerta de tsunami.
  • Apoya en la comisión de gestión del riesgo de tu escuela.