Cómo actuar antes, durante y después de un tsunami Cómo actuar antes, durante y después de un tsunami Cómo actuar antes, durante y después de un tsunami

El Tsunami es un fenómeno natural generado, principalmente, por movimientos sísmicos. Son grandes olas que con fuerza arrolladora, abaten las costas e ingresan tierra adentro sembrando destrucción y muerte.

Hay que tener en cuenta que después del terremoto solo tenemos pocos minutos para evacuar hacia zonas más altas. Por ejemplo en el Callao tenemos entre 20 a 25 minutos para evacuar.

Si tu centro educativo se encuentra en un sector que puede ser inundado por un Tsunami, averigua si cuenta con un Plan de Evacuación y sigue estrictamente las instrucciones que te han proporcionado tus profesores y directores. Ten en cuenta que estas indicaciones las debes haber conocido y practicado de antemano. Aquí algunas consideraciones a tomar en cuenta para la prevención y afronte de un tsunami:

ANTES

  • Identifica plenamente los lugares de refugio y conoce las rutas de evacuación que se deben seguir desde tu escuela o casa.
  • Participa en los simulacros de evacuación organizados por la escuela y la comunidad.

DURANTE

  • Luego del terremoto, permanece atento por si las autoridades emiten una alerta de tsunami.
  • Si escuchas la alerta de tsunami, evacúa inmediatamente a las zonas elevadas debidamente señaladas y de manera organizada.
  • Solo lleva contigo documentos y objetos de valor de muy poco peso y la mochila de emergencia. No regreses por ningún motivo a tu casa o escuela a recoger otros objetos.

DESPUÉS

  • Al volver a casa, pide a tu familia que revise sus estructuras, pues pueden haberse debilitado por la fuerza del agua.
  • Apoya a tus compañeros de las brigadas de emergencia en coordinación con el Comité de operaciones de Emergencia.
  • Apoya en la comisión de gestión del riesgo de la institución educativa el llenado de la ficha de evaluación de daños y necesidades.

Recuerda que ¡nunca debes bajar a la playa a mirar el tsunami! pues es muy probable que no llegues a escapar de su velocidad y fuerza. Comparte esta información con quienes creas que pueden necesitarlo por vivir cerca a la playa.